26 octubre 2012

Alarmante incremento del número de suicidios motivados por la crisis y los desahucios en España

Criminal es aquel que es responsable de un crimen, esté tipificado o no en los códigos. Aunque un gobierno legalice el asesinato, si ese gobierno mata, es criminal. Los gobiernos que asesinan a sus ciudadanos, aunque los señale previamente como terroristas, son criminales, al igual que si los arruina, les arrebata sus viviendas y les lleva a la desesperación y el suicidio, si les hace infelices y si convierte la vida de los administrados en un suplicio. La crisis arruina y mata. En España se producen a diario casos de suicidio ante los que los medios no informan. Se trata de no provocar alarma social y de atenuar la tragedia, se dice. De nuevo los efectos por encima de las causas. Y las causas tienen nombre y apellidos: casta política y financiera. Uno de los últimos casos ha sido el de una mujer minusválida en Málaga. La prensa ocultó el suceso, pese a la aparatosidad de su muerte, presenciada en vivo desde la calle por más de un centenar de personas. Son noticias que sacuden el país casi a diario y que no se mencionan. Ningún responsable político habla de la proliferación de suicidios en España. Pocas veces aparecen reflejados en las crónicas de sucesos. Es un presente duro el que está viviendo España. Tal vez el peor desde la guerra civil española. Y lo peor es que hay poco margen para la esperanza. ¿Cuántos más suicidios se seguirán ocultando en los próximos meses?

3 comentarios:

estiquebar dijo...

Qué feo está el panorama....

Juan Planella dijo...

Estoy de acuerdo en todo lo que afirmas sobre los deshaucios. He firmado para que de verdad se paren. También he firmado para seguir avanzando en la investigación y curación del cáncer infantil.

Emma dijo...

Muy feo Esti, toy acojoná nena... Besitos wapa ;-):-)
Gracias Juan, lo esperaba de ti... Petonets ;-)