03 abril 2011

Con otro nombre


A esta desazón interna le pondré otro nombre…

a la obsesión del día le diré deseo…

a la ternura que me invade le pondré cadenas…

a la locura de pisar el cielo le regalaré unas alas…

a la dulzura de encontrar tus ojos nombraré ilusión…

a la imposibilidad de sentirte lejos llamaré costumbre…

a todo le pondré otro nombre porque...

prácticamente ni empecé a amarte…….

2 comentarios:

Emilio J. Pazos Brenlla dijo...

Francamente, si no ha empezado a amarle, ¿para que tanto cambio?

Emma dijo...

Jajajajaja... pues imagínate cuando lo empezará a amar... ;-)
Gracias por tu visita Emilio =)