11 agosto 2010

TE QUIERO...

¿Qué es un "te quiero"?
Hay veces, en que es lo que más hace falta.
Hay veces que es lo que nos puede provocar una sonrisa.
Hay veces, que viene acompañado de un beso.
Hay veces, en que sólo lo acompaña un abrazo.
Hay veces, en que nos hace llorar.
Hay veces, en que sólo se trata de una cruel mentira.
Hay veces, en que te duele escucharlo, porque es algo que no se dirije a tí.
Hay veces, en que cuesta tanto decirlo y sólo se queda en un pensamiento lleno de sentimiento.
Hay veces, en que definirlo cuesta tanto, tiene tantos significados… Pero es, sin duda, algo que no debemos dejar de decir, algo que no deberÍamos dejar de escuchar y algo que, por más simple que sea, con que sea sincero, es más que suficiente.

13 comentarios:

Gloria dijo...

Ah,pues yo te quiero...te quiero por ser una buena persona,y te lo digo porque tu lo vales...jeje..
besitos guapa..

Emma dijo...

Gracias mi chica del norte, yo también te quiero, porque siempre estás dispuesta a echarme un cable y por ser como eres... no cambies nunca.
Besos, wapísima ,-)

Queralt. dijo...

Yo también te quiero, Emma, aunque hace poquito que te conozco, puedo decir que se percibe a través de las ondas lo buana persona que eres.
Estoy segura de que el AMOR es lo que mueve el Universo. Y, si nos convenciéramos de ello y fuéramos coherentes, el mundo no tendria tantas guerras.
Que pases un día precioso.

Queralt.

Emma dijo...

Mil gracias Queralt, soy persona pacífica i que no li agrada cridar..jajaja.. Se ve por los comentarios, por el contenido de un blog, por las reacciones, como es una persona, y tú eres de las que quiero, de verdad.
El resentimiento, la venganza, el no saber pedir perdón, la intolerancia... no entran un "te quiero", mientras existan esas actitudes, dudo que el mundo tenga esa PAZ que se merece.
Mil petonets, Queralt i gràcies. ;-)

E..P.. dijo...

Que bonito.Me ha gustado.
Yo con todo mis respeto como persona y buena gente que pareces también te quiero, ya sabes en que sentido es jajajaja.
Abraçada .

Emma dijo...

Jajajaja... no te preocupes E..P.., te entiendo, y yo te quiero de la misma manera, porque eres un tio legal.
Petonet i gràcies ;-)

panterablanca dijo...

Hola! Un te quiero, cuando es sincero, nunca debería callarse. Cuanta gente se arrepiente de no haber dicho un te quiero a tiempo...
Bonito blog. Nos leemos .-)
Besos felinos.

Simplemente alguien dijo...

Qué dos palabras más importantes y como duele cuando no son sinceras.
Muy bonita la entrada Emma.
Un saludito y un te quiero amiga.

Toni dijo...

Emma...
He decidido no mandarte un mensaje en la botella. Me subo en la colchoneta y me dejo llevar por la corriente...
¡ A ver si hay suerte !

Aunque estoy un poco lejos.
Petons, molts petons.

Salu2

Emma dijo...

Hola "pantera", nunca se debe callar, pero hay que valorarlo ;-)
Petonets..
Importantes y que te llegan muy adentro, Esti.. Tú sabes que te quiero ;-) Beso
Te esperaré cual sirena, Toni...jajaja... (Estos dias hace viento ;-))
Petonets, petites, pero milions :)

Lluís Bosch dijo...

Esa curiosa mezcla de imágenes, palabras y sonidos de tu blog me resultan muy sugerentes. El video de la playa es como si estuviera allí mismo. Bueno, se agradece en general ese tono positivo y vital del blog. Salud!

German Buch dijo...

Hay veces que la palabra, la voz escrita, no refleja el pensamiento callado.Por eso, no me cuesta escribir lo que mi pensamiento dicta en este momento, reflejando en este espejo la palabra que no oyes.

Paseo en la helada noche
la que me echaste de menos
para dormir en el interior
de tu húmedo heno
vello de fresca braña
despeinando el rizado
abanico ensortijado
de tu sexo
hendiendo la herida
tejiendo la vida.

German Buch dijo...

El pasado lunes, día 30-8, te remití estas letras. Pienso que no te llegaron. Fue un reenvío a tu comentario dejado en mi blog. Aqui te las acerco tal y como se escribieron a esa hora:
Hola Emma;
Gracias por tus palabras dejadas. Me alegro que mi susurro dejado en tu blog, provocara en ti esa inquietud, señal que esas palabras las leíste en voz interior ayudada por tus ojos. Más que verlas, las observaste en lectura.
Navegantes en este nuestro mar Mediterráneo, a veces, como gavinas voladoras, nos gusta dejar esa huella sobre la fina arena de la playa, esperando que las incansables olas nos acaricien con su sonrisa efervescente, refrescante.
Mis secretos al amanecer no tienen puertas ni ventanas, son expresiones libres por lo cual, mi permiso es saber que tus ojos no encuentren obstáculos ni barrotes en ese horizonte del día. Los días sin fin, como un mundo propio interior. Quiero decir que tienes el permiso allí donde llegue mi voz escrita para, si no escuchar secretos, sí te lleguen como la sonorizad de un susurro, esos secretos al amanecer propuestos.
Una propuesta que se ve truncada, ahora te escribo encerrado en mis horas laborales, por la muerte de la pantalla, o eso creo. No, no deseo espantarte con esa negra palabra de seis letras, ninguna muerta personal ni afectiva.
Más simple o tonta o rabiosa impotencia por los deseos de expresar en ese espejo que recién descubriste “secretos al amanecer”. Anoche, al llegar a casa, no hubo manera que se iluminara la pantalla del ordenador. Desconecté, conecté; desenchufé, volví a probar los cables y no hubo medio que parpadeara la pantalla. He de entender que. por desgaste o edad, dijo: hasta aquí he llegado y la noche se me hizo más negra.
Esas dos nuevas entradas que descansan en borrador, tendrán que esperar a la espera de una decisión por mi parte: comprar una nueva pantalla.

Sobre el zaguán cubierto de ensueños
sigo la huella como náyade ondina
mujer de agua y mar
llegado de improviso a tu corazón
ciérrame tu puerta
para ser prisionero de tu amor.

Mientras los días teñidos de negrura no amanezcan, me conformaré que, a través de este espejo, esta luz en el día, te llegue y llegue de nuevo a mí tu espera.

Mi abrazo de lunes.