30 septiembre 2010

ESOS MOMENTOS

Vernos de lejos y no poder despegar los ojos del brillo que se refleja en los ojos contrarios. Una sonrisa que le roba toda la importancia a las palabras. Una milésima de segundo de espera, la cercanía, el contacto y... por fin el beso. A ese tipo de momentos me refiero.

Sentir llegar un abrazo por la espalda cuando estoy distraida. Que me suspires en el cuello. Que me susurres al oido palabras que entiendo, aunque no conozco .

Pegarme a tu cuerpo, un poco más de lo normal. Alargar un beso. Provocar con un gesto, con un ronroneo y sentir tu respuesta sin palabras. Sonreir con malicia y acariciar distraidamente rutas cercanas a la deseada.

Tirarnos en el suelo a charlar de nada y de todo. Contarnos secretos. Tu cercanía y el leve roce de tus dedos. El calor inmenso que desprendemos al estar juntos. Que me busques los pies. El cosquilleo de la pasión que se despierta.

Besarte con prisa y quitarte la ropa. Que lo que digas suene en mi boca. Tenerte, que me tengas. Buscar la calma con modales bruscos. No pensar, no parar, no pedir, sólo tomar.

Que me respires en el pelo mientras tus manos se pierden en mi cuerpo. Que no me sueltes. Explorarnos, contagiarnos de placer. Frabricarnos gemidos el uno al otro. Pedirnos más, regalarnos más...

Disfrutar de tu presencia sin más. Abrazarnos, compartir silencios cómodos.

11 comentarios:

Lluís Bosch dijo...

Se puede hacer una lista muy larga de esos momentos, especiales o raros. Yo creo que sería una lista interminable de cosas que hacemos muy pocas veces... o nunca.

Emma dijo...

¡Buf! Muy larga, Lluís. ¿Nunca? Eso sí que no me lo creo..jajaja..
Petons ;-)

Toni dijo...

Leyendo tu post me he quedado durante unos minutos imaginando ese refugio de montaña, rodeado de nieve...con el fuego encendido.
Ay Señor!!

Dulces besos...

Salu2

Simplemente alguien dijo...

Qué bonito Emma, vivir intenso, sentir y lo plasmas muy bien con tus palabras.
Un saludito.

Emma dijo...

Es que el post lo escribí despues de escribirte el comentario, Toni, se me despertó la "inspiración erótica". Aiiiisss.. Ahora me lo haces recordar a mí, que romántico.
Besos nevados ;-)
Gracias Esti, ¿Quien no quisiera todo eso? Se ve que tengo unos dias "tontos"..jajaja..
Besitos, wapa :)

Faustino Duran dijo...

Y esos son momentos que uno quisiera no dejar pasar… Muy lindo, Emma… ¡Saludos!

Emma dijo...

Nunca, no los dejemos pasar nunca, no existe el tiempo, Faustino, hay que vivr el momento ;-)
Gracias, un beso.

GOGO dijo...

ser quienes somos sin mas piel que el nosotros que nos crece en la necesidad de sabernoss nuestros..

lujito lo tuyoooooooo..!!

siempre lindo resulta el visitartee..!!

se't quieree amigalma...!!

E..P.. dijo...

Esos momentos son los que te hacen vivir en una cumbre que no quieres dejar. Son muchos los momentos y muy extensos e intensos, en la cual el amor, el deseo, el extasis hacen que conlleves un placer del momento y los momentos; tan necesario en el ser humano como el propio oxigeno o las alas de las aves para volar y realmente vuelas en esos momentos de cariño y amor.
Saludos cordiales Emma.

DASHA dijo...

EMMA, ME ENCANTA ESTA FUGA DE ROMANTICISMO, CREO QUE TODOS LAS TENEMOS EN ALGÚN MOMENTO, Y ES GRATO EL PODER EXPRESARLO. BESOS AMIGA

Emma dijo...

Gracias Gogo, gracias E..P.., y que no nos falten esos momentos.
¡Dasha! Pero que alegría verte aquí tambien, mil gracias por la visita wapa, ahora me toca a mí. ;-)
Mil besos amiga, me ha gustado mucho encontrar tu comentario, de veras :)